MEJORA TU CIRCULACIÓN SANGUINEA

El Té Verde, día tras día, multiplica sus propiedades. Hasta tal punto, que acaba de corroborarse una más. Todos conocíamos, de un modo u otro, lo bueno que es para la salud cardíaca, sobre todo por su capacidad antioxidante. Pues ahora acaba de confirmarse que además es bueno para la Circulación Sanguínea.

Propiedades del Te Verde

Según las investigaciones realizadas en la Universidad de Atenas, en Grecia, el estudio demostró que tomar dos tazas diarias de té verde contribuiría a la relajación de las arterias y lo haría en cuestión de minutos, fortaleciendo además todo el sistema cardiovascular.

Este equipo de investigadores griegos llegó a la conclusión de que aunque el Té Negro también implicaba beneficios para la salud cardiovascular, el Té Verde sería aún mejor porque presenta más cantidad de los compuestos beneficiosos denominados flavonoides, algunos de los cuales se pierden en el proceso de oxidación al que es sometido el té negro. Los flavonoides también están presentes en el cacao, los tomates y las uvas.

Podemos concluir por tanto, que el Té Verde ayuda a disminuir el colesterol, fluidificar la sangre, tonificar el corazón y proteger contra el infarto de miocardio y la angina de pecho. Además de todos los beneficios que conocíamos hasta ahora:

  1. Ayuda a prevenir el cáncer: si incluyes el té verde en tu dieta diaria puedes reducir la probabilidad de sufrir cáncer de vejiga, cólon, esófago, páncreas, recto y estómago en más de un 60%. La “culpa” de esto la tiene un antioxidante conocido como EGCG, que es más de cien veces más efectivo que la vitamina C y veinticinco veces más que la vitamina E protegiendo a las células de posibles daños. Además no sólo inhibe el crecimiento de nuevas células cancerígenas sino que también mata a algunas de las células dañinas existentes sin afectar a las sanas.
  2. Reduce la presión arterial. Baja el Nivel de Glucosa. Contiene polifenoles y polisacáridos, que son dos tipos de antioxidantes especialmente efectivos en bajar el nivel de azúcar en la sangre, cosa que ayuda en la prevención de la diabetes.
  3. Protege al Higado de las toxinas del alcohol y de los químicos del tabaco.
  4. Promueve la salud dental: al suprimir el proceso de formación de placa bacteriana y destruir la bacteria que la forma. Además, también destruye la bacteria que causa el mal aliento.
  5. Estimula el metabolismo, es decir, el proceso de quema de calorías y está siendo muy usado como una parte importante de una dieta saludable.

Y además, ya sabes, el mejor modo de preservar todas estas propiedades, estos componentes anti-enfermedades es beber Té natural, fresco, recién preparado. Todo lo que sea descafeinado, botellas de té preparado o instantáneo… te va a aportar pocos componentes.  Mejor cómpralo fresco y deja que la bolsita se empape durante cuatro o cinco minutos antes de tomártelo.

Así que, espero que a partir de ahora incluyais en vuestra dieta diaria al menos una taza de té, ya que además de resultaros una deliciosa manera de finalizar vuestra comida, estareis aportando un montón de beneficios a vuestra salud.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.